Una preboda aventurera con Esther y Carlos

Una preboda aventurera con Esther y Carlos

Preboda en León

La primavera es la estación que puede convertir una escapada a la montaña en una sesión de preboda preciosa.

Quedamos con Esther y Carlos en San Marcos y  no pudimos resistir el empezar allí nuestra sesión. El Parador y sus alrededores crean un entorno perfecto para la fotografía de pareja.

Después de un rato fuimos hacía Fontanos de Torio para exprimir todo lo que aquel paisaje primaveral podía darnos. En una pequeña parada aprovechamos una vía de tren para capturar unas imágenes originales de esta pareja leonesa. El vestuario escogido especialmente para la sesión favorecía a nuestros novios.

Esther y Carlos se dejaron guiar por los prados y bosques primaverales mostrando nos toda la alegría y naturalidad de su relación.

Después de una pequeña parada en Vegacervera seguimos un poco más hacía el norte, donde Esther y Carlos posaban frente a la montaña más alta.

Como último punto de la sesión, escogimos la cascada de Canseco. Aunque nos perdimos un poco por el camino, los novios nos mostraron mucha valentía al seguir todas nuestras ideas. Al final logramos llegar a la cascada y allí sacamos las últimas fotos. Gracias a los novios y a su coraje, Esther y Carlos se llevaron unas fotos excepcionales, de lugares no accesibles para todos. Los novios con la confianza y el amor mutuo llegaron hasta la montaña para inmortalizar la relación. ¡Enhorabuena chicos!¡Nos vemos en vuestra boda!