Boda en San Marcos- Verónica y Roberto

Boda en San Marcos- Verónica y Roberto

Boda en San Marcos- Verónica y Roberto

La boda de Verónica y Roberto en Septiembre ha sido una boda muy especial en esta temporada 2016, pero no adelantemos acontecimientos y empecemos por nuestro primer encuentro en este caso durante la preboda que realizamos en Madrid.

En pleno corazón de la capital dimos un paseo en las calles donde tantas veces ellos han salido en pareja y con amigos. Nos mostraron su visión de la ciudad y empezamos a conocer a esta pareja con la que hemos tenido mucha afinidad, sobre todo por su pasión por los viajes y las aventuras.

 Ya metidos en lo que fue el día de la boda, comenzamos acompañando con los preparativos a la novia en el Parador de San Marcos. Muy cerquita, a unas pocas habitaciones de distancia, estaba el novio también ultimando su preparación.
Como ya adelantábamos ambos son aventureros y quisieron hacer una sesión “first look” antes de la ceremonia y aprovechamos el fantástico claustro del Parador como marco de este emotivo encuentro de la pareja.
La ceremonia estuvo muy bien presidida dándole rigor y entretenimiento en partes iguales, además tuvo unos participantes de lujo con algunos amigos que supieron poner palabras a los sentimientos de todos los invitados y que crearon un genial ambiente para disfrutar del día. Cabe destacar la representativa ceremonia de la arena que quisieron realizar Verónica y Roberto, donde las vidas y las familias de ambos se unían, al igual que las arenas de los 2 colores, para pasar a ser una sola.
A la salida todo el mundo quise unirse al júbilo de la unión y las felicitaciones no paraban de llegar. Además los recién casado tuvieron una fantástica sorpresa por parte de sus amigos, pero venida de tierras vascas, donde esta pareja se conoció por primera vez. Una vez felicitados y cumplido con las correspondientes fotos de grupo, realizamos, aprovechando el atardecer, una sesión de fotos más intima con los novios en las inmediaciones de San Marcos.
Comenzado el coctel volvimos a ver el toque de estos novios que cuidaron todos los detalles, con algún elemento diferenciador. También vimos a todos los invitados disfrutando y queriendo ser participes en este día tan especial.
Al pasar al salón constatamos definitivamente el espíritu aventurero de Verónica y Roberto, ya que cada una de las mesas correspondía a un viaje de esta pareja. Además los detalles para los invitados tuvieron un protagonismo muy diferente, ya que se repartieron unas narices de payaso, con las que se ayuda a la fundación Theodora y donde aprovechamos para sacar una foto de todos los participantes de la boda.
Por último llegó el momento de los bailes donde la gente con las energías recuperadas tras el banquete y los ánimos bien altos, supo celebrar hasta altas horas de la noche la unión de Verónica y Roberto. Desde Fotoaurinko deseamos lo mejor a los recién casados y estamos seguros que en el reportaje de postboda nos sorprenderán con alguna idea innovadora.